Pedro Moral reveló que tuvo un vínculo fuerte con el hijo de Antonio Pavón y que incluso sentía que era su padre.

Tiene el corazón roto. Pedro Moral reveló que lo que más le duele de su rompimiento con Sheyla Rojas es alejarse de Antoñito, el hijo de la modelo con Antonio Pavón.

«Antoñito es un Dios, hasta ahora lo amo y me duele», reveló con la voz quebrada el empresario, quien se presenta como séptimo invitado de ‘El Valor de la Verdad’.

«Más que separarme de Sheyla me duele separarme del niño», contó a Beto Ortiz, y aseguró que en un momento sintió que era el padre del menor.

«No tengo contacto con Sheyla, no sé que le ha dicho, hablé con Antonio Pavón y que Antoñito piensa que estoy de viaje. Él decía que éramos el equipo familia», reveló.