Probablemente tengas una rutina diaria para mantener tu cara limpia e hidratada. ¿Pero qué hay de tus manos y pies? ¿Tienes el mismo hábito diario de cuidados? En estos días que estamos en casa, aprovecha este maravilloso tiempo y aprende a cuidarlos con estos sencillos tips caseros que te contamos a continuación; y, de esta manera, los incorporarás para siempre en tu rutina diaria de cuidados de belleza y estarás lista para sacarlos a la luz con el buen tiempo que se aproxima.
Las manos son la parte del cuerpo más utilizada y, por su parte, los pies cargan con el peso del cuerpo todo el día. Cuidarlos no sólo significa hidratarlos. Hay que mimar nuestras manos y pies un poquito más. Durante los meses de invierno, es más que probable que las manos y los pies se vean resecos, rojos o agrietados…  Con la llegada de la primavera, es hora de cuidarlos y ponerlos a punto para obtener unos beneficios duraderos en término de salud, no sólo estéticos.
A continuación te detallamos los motivos por los cuales es importante cuidar las manos y los pies:
  • Mejora la circulación.
  • Se eliminan las células muertas y toxinas de la piel, mejorando el estado general de la piel.
  • Ayuda a mantener las uñas sanas.
  • Se eliminan asperezas y/o piel dura.
  • Se consigue una piel hidratada y nutrida.
  • Estos cuidados tienen un alto componente relajante.
  • En definitiva, se promueve una apariencia saludable y el bienestar interno.

CUIDADOS EN CASA PARA UNAS MANOS PERFECTAS

crema-manos

1. Nunca te cortes las cutículas
Esto es lo único que nunca debes hacer en tus manos, ya que las cutículas protegen tus uñas. Cortarlas no solo alienta a que la piel vuelva a crecer más rápido, sino que también deja la piel de debajo expuesta a bacterias e infecciones. En su lugar, empújala hacia atrás con un palito de naranja.
2. Hidratar en el momento adecuado
Hidratar sus manos es importante, y también es importante saber cuándo lo necesitan. Especialmente te recomendamos hidratar las manos antes de acostarse, después de un baño o una ducha y, siempre, después de nadar. En los meses de invierno, lleva siempre contigo una pequeña crema de manos.
3. Cuida tu alimentación
Bebe mucha agua y toma batidos verdes que son super hidratantes. Te dejamos una receta bien fácil que es ideal para hidratar la piel y prevenir el envejecimiento prematuro:
batido-hidrante-piel-manos
Ingredientes y preparación:
  • 1 pepino.
  • 1 cucharada de alfalfa.
  • 1 ramita de apio.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 vasos de agua mineral (400 ml).
Pela el diente de ajo y ex tráele las semillas al pepino. Limpia el resto de los ingredientes y pásalo todo por la licuadora. Lo ideal es consumir este batido bien fresquito, en ayunas, para aprovechar todas sus propiedades y conseguir tener una piel sana.
4. Cuida tus ‘padrastros’
Recórtalo lo más cerca posible de la uña, luego date con aceite de cutículas o, si no tienes, aceite de almendras, para acondicionar la cutícula. ¿Los resultados? Como si el padrastro nunca hubiera existido.
5. Nunca laves sin guantes
Los guantes protegen tus manos de los químicos presentes en los artículos de limpieza, responsables de muchas alergias e irritaciones cutáneas.
6. Evita cualquier cosa que pueda dañar tus uñas
Ese tipo de cosas como abrir una lata de bebida, o evita tocar frutas como granada y frambuesas, o la remolacha, ya que puede mancharte las uñas.
7. Protégete del sol
Puedes tomar el solo para recibir tu dosis de vitamina D, pero siempre con SPF 30 o más, y nunca a mediodía. Los rayos UV  provocan la pérdida de agua y disminuye el factor de hidratación natural de la piel.