Pocas mujeres se libran de tener celulitis. La piel de naranja aparece en glúteos, piernas, vientre y brazos. Eliminarla exige un trabajo constante en cuanto a alimentación, ejercicio y la aplicación de cremas anticelulíticas.

Descubre cómo eliminar la celulitis de glúteos, piernas y abdomen con la ayuda de los anticelulíticos que aquí te proponemos.

La celulitis siempre está ahí, en los glúteos y en las piernas, sobre todo. Pero también en el abdomen e incluso en los brazos. En invierno nos olvidamos de ella, pero en cuanto se acerca el buen tiempo, nos acordamos de esa piel de naranja realmente antiestética. Pocas mujeres se libran de la celulitis, ni siquiera las más delgadas. Entre un 85 y un 95% de las mujeres la padecen, convirtiéndose así en la principal preocupación estética.

¿Por qué aparece la celulitis?

Hay varios factores que hacen que una persona sea más propensa a tener celulitis: la predisposición genética (poco podemos hacer), el sexo (a las mujeres les afecta mucho más que a los hombres), la alimentación (esto sí que podemos controlarlo), el ejercicio físico (el sedentarismo es uno de los factores que la potencia), la cantidad de grasa corporal, la retención de líquidos, la edad, el grosor de la piel, incluso dormir poco.

¿Cómo eliminar la celulitis?

Seguir una dieta sana y equilibrada es fundamental. Además hay que beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Debes evitar el sedentarismo y hacer ejercicio de forma habitual. Andar a buen ritmo, correr, pasear en bicicleta, hacer natación… Es aconsejable combinar alguno de estos deportes con ejercicios específicos para tonificar las piernas y los glúteos (las principales zonas afectadas por la celulitis).

La aplicación de cremas anticelulíticas locales es otra de las formas de acabar con la celulitis. Las cremas por sí solas no te harán nada pero si comes de forma equilibrada, haces deporte y además usas una anticelulítica a diario, notarás una gran mejora.

¿Y cuándo todo esto falla? Tratamientos estéticos contra la celulitis

Los masajes de drenaje linfático ayudan a evitar la retención de líquidos y a mejorar el aspecto de la celulitis. Hace años la liposucción era el tratamiento más utilizado para acabar con la piel de naranja, pero actualmente existen diversos métodos no invasivos. Lo mejor, como siempre es ponerse en manos de un buen profesional, que analice tu celulitis y pueda determinar cuál es el mejor tratamiento para ti.

Desde la mesoterapia, la carboxitarapia, la presoterapia, la cavitación, la radiofrecuencia, el LPG (tratamiento de endermología), ultrasonidos, el láser lipolítico… Tecnología que avanza a pasos de gigante y que te puede ayudar a eliminar la celulitis cuando ni las cremas ni la dieta ni el ejercicio han podido eliminarla.