Para el presidente uruguayo, Tabaré Vazquez, no existe persecución política contra Alan García y existe independencia de poderes en Perú

Uruguay rechazó el pedido de asilo diplomático que solicitó Alan García, así lo dio a conocer esta mañana el presidente Tabaré Vázquez, junto con el canciller Rodolfo Nin Novoa, en una conferencia de prensa.

“No concedemos el asilo político al señor Alan García“, dijo el mandatario uruguayo a los medios de comunicación.

Tabaré Vazquez informó que tomó esta medida tras haber estudiado el informe, de más de mil hojas, que presentó el gobierno peruano para que no le conceda el asilo al exmandatario. “[La decisión se debe a] consideraciones estrictamente jurídicas […] Queremos argumentar con elementos jurídicos y legales”.

Para su gobierno, el caso de Alan García no era persecución política y que en Perú hay autonomía de poderes, especialmente del Poder Judicial.

El exmandatario se retiró por la mañana de la residencia del embajador uruguayo, informó el canciller de ese país Carlos Barro.

García permaneció por más de dos semanas en la residencia del embajador de Uruguay cuando el pasado 17 de noviembre solicitó asilo a pocas horas de que el juez Juan Sánchez Balbuena le dictó impedimento de salida del país por 18 meses para asegurar su participación en la investigación que se le sigue por presuntas irregularidades en la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima.