(CNN Español) — En Perú, 50 de los 130 congresistas que tiene el Parlamento presentaron una nueva moción de vacancia contra el presidente Pedro Castillo.

Durante los poco más de siete meses que el mandatario lleva en el poder, esta es la segunda moción, impulsada por la oposición, que busca vacar al presidente.

El primer pedido para declarar la vacancia del cargo de presidente de la República se dio en noviembre 2021, pero no alcanzó los votos suficientes para continuar su trámite en el Legislativo.

La solución a la crisis política de Perú, según Vizcarra

La nueva moción señala como causal de vacancia la “permanente incapacidad moral” del mandatario y acusa a Castillo de mentir reiteradamente, y que “no ha reflexionado, y menos corregido su conducta; muy por el contrario, ha insistido en defender sus actos”.

Por el momento, Castillo no ha reaccionado a esta moción de vacancia. CNN está intentando obtener la reacción del mandatario de Perú.

Aún queda por delante un complejo proceso para que el Congreso destituya a Castillo. La constitución peruana, en su artículo 113, contempla que la presidencia de la República vaca por permanente incapacidad moral declarada por el Congreso. Según el artículo 89 del reglamento del Congreso peruano, son varias etapas las que forman parte del procedimiento del pedido de vacancia. La primera consiste en presentar la moción de vacancia. El segundo paso es que el documento sea admitido a debate. Si ello ocurre, se debe acordar día y hora para el debate y posterior votación del pedido de vacancia, sesión en la que el presidente o su abogado ejercen su derecho de defensa.

¿Cuáles son los fundamentos de la moción de vacancia?

El texto de la moción de vacancia se refiere a veinte “hechos objetivos y que son de público conocimiento” para sustentar el pedido que busca declarar la vacancia de la presidencia de Perú.

El primer fundamento del documento señala las supuestas “contradicciones y mentiras del presidente Castillo en las investigaciones fiscales”. La moción detalla que “el presidente de la República habría incurrido en los delitos de fraude procesal y falsedad genérica” y añade que el mandatario cambió su versión ante la fiscalía: “El presidente Pedro Castillo, ha desconocido sus propias afirmaciones sobre las reuniones que mantuvo con la señora Karelim López Arredondo en Palacio de Gobierno. Así, en una entrevista a CNN declaró públicamente haberla recibido en Palacio de Gobierno el día 18 de octubre de 2021. Sin, embargo, en las respuestas dadas a la fiscal niega totalmente el hecho diciendo que ‘no puede precisar que exista esa reunión’ “.

La Fiscal de la Nación, Zoraida Avalos abrió dos investigaciones preliminares al presidente Pedro Castillo en relación con estos casos señalados por el Congreso. La primera de ellas por los presuntos delitos de tráfico de influencias agravado y colusión y la segunda por los presuntos delitos de tráfico de influencias y patrocinio ilegal. Si bien, debido a la inmunidad que la Constitución le otorga, el inicio de los actos de investigación quedó suspendido hasta que Castillo culmine su mandato, los hechos, vinculados a supuestas irregularidades en licitaciones públicas y a ascensos militares, son investigados por la fiscalía anticorrupción. En estas indagaciones se ha incluido a la empresaria Karelim López como investigada y al presidente Castillo como testigo.

En la entrevista que el mandatario peruano le diera a CNN el 24 de enero negó tener responsabilidad alguna en estos casos, asegurando no es “responsable de todo lo que se acaba de decir, son especulaciones”.

La designación de personas “más que cuestionables para diversos ministerios” es otros de los aspectos que fundamentan la moción de vacancia: “No resulta constitucionalmente aceptable la designación de personas que se encuentran investigadas o procesadas por execrables delitos como terrorismo, delitos contra la administración pública, violencia contra la mujer, entre otros”. El documento también señala la “existencia de un gabinete paralelo o gabinete en la sombra” y lo señala como “una clara infracción constitucional” y lo sustenta en las denuncias hechas por tres exministros y por el ex secretario general de Palacio de Gobierno. El mandatario también ha negado públicamente la existencia de este gabinete paralelo.

¿Debería renunciar Pedro Castillo? Esto dicen los peruanos

Entre los 20 argumentos que sustentan la moción de vacancia presidencial también se cita la “intención de convocar a consulta popular para darle salida al mar a Bolivia”.

Las declaraciones del presidente Pedro Castillo ocurrieron durante una entrevista dada a CNN el 24 de enero. Días después, en declaraciones al diario La Noticia, el presidente volvió a referirse al tema y dijo: “Me expresé mal, pido disculpas al pueblo peruano”, pese a ello el entonces canciller, Oscar Maurtua fue citado al Congreso donde señalo que la “cesión territorial que es constitucionalmente y políticamente imposible”.

Otro de los argumentos a los que la moción de vacancia hace referencia es el hecho de que “Karelim López Arredondo en su condición de aspirante a colaboradora eficaz, con fecha 18 de febrero último, ha revelado ante las autoridades del Ministerio Publico que el presidente de la Republica sería cabecilla de una organización criminal destinada a beneficiarse ilícitamente a través de contradicciones y licitaciones de obras direccionadas”.

Según confirmo CNN días atrás, con una fuente del Ministerio Publico de Perú, la información entregada por López es parte de un nuevo proceso en la Fiscalía Especializada en Delitos de Lavado de Activos, que se mantiene en reserva y sus declaraciones involucran al presidente Pedro Castillo en presuntos actos de corrupción.

Luego de conocida las declaraciones de López ante la Fiscalía, Pedro Castillo, en un mensaje a la nación dijo que “si estos hechos son materia de investigación fiscal, ¿cómo es posible que se debatan públicamente en los medios?”. El mandatario agregó que “esto evidencia que la Fiscalía estaría formando parte de un complot para desestabilizar al gobierno”. Castillo también dijo que “un sector minoritario” busca vacarlo.

La moción de vacancia también señala el “silencio del presidente Castillo ante el hallazgo de los fiscales de 20 mil dólares en el baño del despacho de Pacheco en Palacio por lo que se investiga al exsecretario por los delitos de tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito”.

En noviembre de 2020, el entonces presidente de Perú, Martín Vizcarra, debió abandonar su cargo cuando el Parlamento declaró la vacancia de la Presidencia.

Facebook Comments Box