Resultado de imagen para PIEL RADIANTE

1. DEJA DE TOCARTE LA CARA

Sabemos que es casi inevitable, pero si sufres de acné (ahora que llevamos mascarilla este problema ha aumentado) o tienes puntos negros, los expertos nos advierten que es importante recordar que explotarte o tocarte las imperfecciones de la cara puede crearte más problemas, favoreciendo la aparición de brotes e incluso cicatrices. En vez de explotar los granitos, invierte en algún producto que los elimine. ¡Hay muchos en el mercado!

2. DESMAQUÍLLATE TODAS LAS NOCHES

Es el típico consejo que te diría tu abuela y que siempre hemos escuchado. Y por algo es. Somos conscientes de que, en ocasiones, desmaquillarse da una pereza inmensa. Pero, es muy importante limpiar el rostro todas las noches antes de irse a dormir para eliminar los residuos de maquillaje, polución y células muertas que se acumulan en la piel a lo largo del día. Incluso si no te maquillas, es muy importante limpiarte la piel antes de irte a dormir. Dormir con maquillaje no sólo obstruye tus poros, también contribuye al envejecimiento prematuro de la piel. Así que ya sabes, este año invierte en un buen desmaquillante y dale a tu piel el respiro que merece. ¡Lo notarás!

3. PRACTICA LA DOBLE LIMPIEZA COREANA

La doble limpieza facial es uno de los pasos más importantes de la rutina coreana, y se utilizan dos productos: uno a base de aceite y otro de base acuosa. El aceite disuelve el maquillaje fácilmente, mientras que la espuma ayuda a eliminar restos de impurezas y suciedad. Este paso es fundamental para lucir un rostro sano y cuidado y para aumentar la eficacia de nuestra rutina facial. Empieza a hacerlo desde ya y verás los resultados dentro de poco.

4. UTILIZA PROTECCIÓN SOLAR TODO EL AÑO

Protegerse del sol todos los días del año es uno de los grandes secretos de las mujeres con piel impecable y la mejor crema anti-edad que existe, aunque no estemos igual de expuestos al sol que en verano. Es más, a pesar de que sea un día nublado, los expertos advierten que nos llega hasta el 80% de la radiación solar. Por ello, invierte en una crema protectora solar de calidad con un factor de protección alto y aplícala a diario sobre la piel limpia cada mañana.

5. EXTIENDE TU RUTINA ‘BEAUTY’ MÁS ALLÁ DEL ROSTRO

En muchas ocasiones pensamos que la piel se acaba donde termina el escote. Craso error. ¿Realizas rutina completísima, te aplicas tónico, sérum, una mascarilla a la semana… pero te da pereza ponerte crema hidratante en el cuerpo? Es importante que hidrates todo el cuerpo, la piel es el órgano más extenso del ser humano y debemos tratarla en su totalidad. Mima tus brazos, piernas, glúteos, abdomen... Cuando empiece a salir el sol y lleves prendas cortas., habrá merecido la pena la inversión.